Hospital Reyno de Navarra. Este es el nuevo nombre que tendrán los dos centros hospitalarios de Pamplona desde el mes de enero, cuando se unifiquen. El cambio supone que el Hospital de Navarra y el Hospital Virgen del Camino desaparecen como entidades independientes, incluyendo sus nombres, para dar lugar a un único centro hospitalario y bajo una sola dirección.

Habrá, por tanto, un director gerente del Hospital Reyno de Navarra, del que dependerán el resto de cargos, una única plantilla de personal y un director médico en cada centro. El Hospital Reyno de Navarra contará con 1.000 camas y cerca de 800 médicos de los 1.924 que integran la red sanitaria pública.

De cara al usuario, las diferencias iniciales apenas serán percibidas. A medida que la unificación sea efectiva se pretende mejorar en agilidad en la atención y en especialización. Así, no habrá un hospital de referencia, como ocurre actualmente, sino que el paciente acudirá donde esté ubicado el servicio que le tenga que tratar. Por ejemplo, oncología, en las actuales instalaciones del Hospital de Navarra, o maxilofacial, en Virgen del Camino.

Más información: DiariodeNavarra.es