Alejandra Dimas
Miércoles, 21 de Enero de 2009

Reina Evelyn Zepeda pasará el viernes por el quirófano. Ella está en una lista de 16 pacientes que se someterán a una reconstrucción mamaria. Todas han perdido un seno a causa del cáncer.

A la señora, la cirugía le devolverá la confianza y autoestima que perdió con la amputación de uno de sus senos. Desde su diagnóstico hace tres años, su esposo la abandonó porque, según le dijo, enviudaría pronto. Hundida en la depresión, puso su renuncia en la torre administrativa del ISSS donde se desempeñó 23 años como secretaria.

La Secretaría Nacional de la Familia (SNF) presentó ayer a un grupo de nueve cirujanos plásticos procedentes de Brasil. Los especialistas realizarán los implantes mamarios a mujeres que reciben atención en el Hospital de Maternidad. Los galenos recibieron un reconocimiento por atender el llamado de ayuda.

Sara Valdés, directora de Maternidad, explicó que cerca del 60% de mujeres con este tipo de cáncer necesita una reconstrucción mamaria. Esto se debe a que la detección tardía de la enfermedad obliga a extirpar el seno.

La jornada es extraordinaria en el centro materno. Pese a que es el más importante del país, no hace cirugías oncoplásticas.

El jefe de la misión es Ricardo Cavalcanti, jefe del servicio de cirugía de mama y plástica reconstructiva de Hospital Santa Casa de la Misericordia de Río de Janeiro, en Brasil.

Cavalcanti aseguró que la técnica que utilizan es sencilla y moderna. “Sacamos tejido y grasa abdominal para rehacer la mama porque es un tejido parecido al que se ha perdido. Lo más importante es el rescate de la feminidad porque una mujer que pierda el seno tiene otro comportamiento”, explicó el especialista.

Mas en elsalvador.com

Anuncios