Cirugía Facial Lifting. Información sobre cirugías faciales, procedimientos, cuidados, resultados, y todo lo que debes saber sobre Cirugía Facial Lifting

Ritidectomía Facial

La palabra “Lifting” en ingles significa “levantar”, pero la técnica quirúrgica no consiste en “estirar” la piel, sino en reposicionar adecuadamente las estructuras faciales que se han descolgado con el paso del tiempo.

En este tipo de cirugía, una de las novedades más importantes ha sido que gracias a los últimos avances en la Cirugía Estética que permiten actuar en amplias zonas mediante incisiones de longitud mínima, se limitan las cicatrices residuales, tanto en su extensión como en su localización, lo que permite que, en la mayoría de casos, resulten totalmente inaparentes.

Cada paciente necesita un tratamiento individualizado y el objetivo es obtener un resultado natural.

Procedimiento

La operacion puede llegar a duras varias horas, mas aun, si se realiza en conjunto con otro procedimiento de rejuvenecimiento facial.

Por lo general, las insiciones se realizan sobre la línea de cabello a nivel de la sien, extendiéndose hacia la parte delantera de las orejas, continuando por detrás del lóbulo auricular hasta la parte baja del cuero cabelludo.

En caso de que el cuello deba ser tratado, sera realizada una pequeña incisión por debajo del mentón.

El cirujano plástico separa la piel de la cara de la grasa y del plano muscular. Los depósitos de grasa del cuello y el mentón pueden ser succionados para mejorar el contorno facial. Posteriormente, el músculo es ajustado y el exceso de piel es resecado para finalmente realizar la suturas. En muchos casos, se coloca un drenaje a nivel de la parte posterior de las orejas para eliminar cualquier pérdida de sangre.

Las primeras 48 a 72 horas posteriores a la intervención, usted podrá sentir algún dolor o inflamación que pueden ser controlados por medicamentos previamente prescritos por su médico.

El drenaje se retirará a los 2 días de la intervención y el vendaje al siguiente o al quinto día. La mayoría de los puntos de sutura se retirarán a los 5 días.

La recuperación es rápida. Sin embargo, lo ideal es que guarde reposo por unas 2 semanas antes de reincorporarse a sus labores habituales.

Es muy importante , tener en cuenta que el cambio no es inmediato. Al principio su cara tendrá un aspecto extraño debido a la inflamación, pero en unas 3 semanas usted notará el cambio y se sentirá mucho mejor.

El Proceso natural de envejecimiento continuara su curso, ya que este no es un procedimiento definitivo. De cualquier modo, esta técnica puede repetirse nuevamente en unos años

Fuente:  publispain.com