La forma de la nariz y, sobre todo, su armonía con el resto del rostro pueden llegar a ser argumentos más que suficientes para que una persona, descontenta con la suya, decida someterse a una rinoplastia, curiosamente una de las operaciones estéticas más solicitadas también por los hombres; y ello a pesar de que hay que reconocer que entrar en un quirófano puede echar para atrás a más de una persona.

Sin embargo, si en algún momento te has planteado corregir estéticamente la nariz, estás de enhorabuena, porque existe una nueva técnica que permite remodelarla sin tener que someterse a operación quirúrgica alguna. Se llama rinomodelación angular y permite remodelar los ángulos de la nariz mediante la aplicación de un material de implante en puntos estratégicos para corregir las imperfecciones nasales. “La mayoría de la gente que desea cambiar la nariz no necesita pasar por una cirugía, con todo lo que implica, y sufrir una lenta recuperación. Basta la actuación sobre puntos clave del caballete y el ángulo naso-labial para mejorar el aspecto. Todo ello se consigue en unos minutos y con total seguridad, sin consecuencias, con esta técnica”, afirma el doctor David Cohen, presidente de la Asociación Internacional de Rinomodelación (AIR) y presidente de honor de la Sociedad Española de Cirugía Estética.

Este tratamiento se realiza con una anestesia similar a la que utilizan los dentistas, aunque hay casos en los que basta con la aplicación de una crema anestésica en la zona a tratar. Según continúa explicando el doctor Cohen, “gracias a la inocuidad del procedimiento, la rinomodelación angular se puede aplicar en cualquier persona adulta. Incluso pacientes alérgicos pueden someterse a este tratamiento, ya que con los productos utilizados en el proceso no se puede desarrollar ningún cuadro alérgico”.

Más información: Hola.com

Desde que el cirujano israelí Eyal Gur diera a conocer si invento, el Cup & Up Bra, hace unos años; fueron muchas las mujeres que se ofrecieron para someterse a la novedosa intervención.

El Cup & Up Bra es una especie de ‘sujetador interno’, que se consigue tras una cirugía estética leve. Consiste en una pieza de silicona que se implanta en la parte inferior de los senos, un centímetro por debajo de la piel, y que los eleva, acabando así con el antiestético pecho descolgado. Sus inventores esperan que, además de una ayuda estética, pueda resultar útil para mujeres que han padecido un cáncer de mama.

Finalmente, este sujetador se ha convertido en realidad. La primera operación para implantar el mecanismo en una mujer, hace pocas semanas, fue un éxito, y ya se ha anunciado que la segunda intervención tendrá lugar antes de Navidad.

Con esta operación se inició el proceso de un año de ensayo clínico; si todo marcha bien y no se detecta ninguna complicación durante este periodo, la intervención podría llegar a Europa en unos 18 meses. “En el trascurso de un año, tendremos evidencia de que funciona. Entonces podremos dar luz verde para que se autorice en Europa”, aseguran los responsables.

La operación dura sólo unos 40 minutos, pudiendo la paciente abandonar el hospital el mismo día de la cirugía.

El efecto de este ‘sujetador interno’ puede llegar a durar varios años. Avi Cohen, director ejecutivo de Orbix Medical, la empresa encargada del desarrollo del sujetador declaró que “la operación fue realmente bien” y que la recuperación de la paciente, de unos 30 años de edad, “también estaba siendo buena”. “El sujetador ha conseguido el efecto que ella quería. Su pecho tiene un aspecto muy natural. Los cirujanos han hecho un gran trabajo”, añade.

Su inventor, el Doctor Gur, cree que las mujeres podrían llegar a prescindir del sujetador. Aunque para ciertas ocasiones, como para hacer ejercicio, sí sería aconsejable el uso de éste.

Más información: 20minutos.es

La cirujano plástico de la Clínica Porcuna & De Benito, la doctora Isabel de Benito, aclaró que el trasplante de grasa de una persona a otra no es posible con fines estéticos, con motivo de las informaciones que han aparecido estos días, según informó hoy el centro en un comunicado.

Esta experta explicó que la grasa es un tejido vivo y como tal tiene características inmunológicas propias de cada paciente. “Esto indica que existe un problema real de inmunidad entre unos pacientes y otros y, por lo tanto, es inviable trasplantar grasa de una persona a otra sin buscar la compatibilidad de donante y receptor o inmunodeprimir a este último como en cualquier otro tipo de trasplante de tejidos”, puntualizó la especialista.

Por ello, indicó que el uso que se puede dar a la grasa, actualmente, es única y exclusivamente en beneficio de uno mismo. En concreto, en cirugía plástica, reparadora y estética, se puede decir que existen dos tipos de usos. Por un lado, el uso estético y cosmético, es decir, cuando se emplea la grasa del propio paciente para rejuvenecerle la cara, el área de los ojos, las manos, el área genital, o rellenarle los pómulos.

Asimismo, señaló que se puede usar para el tratamiento y elevación de cicatrices, mejorar el aspecto de las malformaciones congénitas de la cara, disminuir el efecto de la atrofia de los antirretrovirales en pacientes con VIH, tratar úlceras crónicas, lesiones producidas por la radioterapia y para la reconstrucción mamaria, por ejemplo.

Más información: Adn.es

El Hospital Universitario Puerta del Mar ha puesto en marcha una Unidad Funcional de Tratamiento de Deformidades Faciales Infantiles. Pionera en la provincia, evitará el traslado de estos pacientes a Sevilla. El centro sanitario estima que dicha unidad atenderá a una media de 60 niños al año -de toda la provincia y de Ceuta- entre nuevos pacientes y aquellos a los que haya que intervenir en varias ocasiones.

La deformidades más frecuentes son el labio leporino (defecto congénito por el que aparece una separación en el labio superior) y la fisura palatina (en este caso la hendidura se produce en el paladar y suele aparecer junto con la anterior). Su incidencia ronda en España el 0,8 por cada 1.000 nacidos, lo que supone en la provincia unos 12 pacientes nuevos al año. A estas se sumarán otras patologías, que también tratará la unidad.

Estos pacientes requieren varias intervenciones a lo largo de la vida, generalmente de cuatro a seis en un caso típico de labio leporino y fisura palatina, y un tratamiento en el que intervienen una serie de profesionales. Por este motivo, la unidad contará con un equipo multidisciplinar de especialistas en Cirugía Maxilofacial, Pediátrica y Plástica y Otorrinolaringólogía, a los que se suma el apoyo de otros profesionales.

Más información: Diariodecadiz.es

Flebología, es la clave de éste nuevo y nada agresivo tratamiento, que consiste en dosis inductoras para el tratamiento de varices.Esta técnica permite tratar venas dilatadas sin necesidad de anestesia, cirugía ni hospitalización. Se puede aplicar en todo tipo de pacientes y no afecta el estilo de vida de éstos.

Las dosis inductoras es un tratamiento novedoso que ya está aplicando en España y que genera buenos resultados en venas dilatadas de todos los tamaños.

La terapia con inyecciones o escleroterápia para tratar las venas varicosas es una técnica que se viene aplicando desde hace varias décadas.

Consiste en introducir una solución que esclerosa la vena, es decir, que la obstruye para que la sangre no pueda pasar a través del vaso sanguíneo afectado y fluya por las venas que están en buen estado.

Más información: Cope.es

El doctor Iván Mañero, cirujano plástico y director de la Unidad de Género del Hospital Clínico de Barcelona, miembro de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica reparadora y Estética) , el 100 por ciento de los pacientes transexuales quieren operarse, pero existe un porcentaje que no lo hace por miedo a la intervención, por problemas económicos y por miedo al rechazo familiar, laboral y social.

“Después de muchos años de experiencia, conozco casos de pacientes que han sido rechazados por los suyos, pero no existe ningún paciente, de los cuatrocientos cambios de sexo que he realizado, que se arrepienta de su decisión”, finaliza.

La causa de que los transexuales de mujer a hombre no requieran más intervenciones es que al tomar testosterona, hormona muy potente, ya consiguen masculinizar la voz, el crecimiento del vello en las zonas propias de los hombres, la caída de pelo en forma de entradas y el aumento de grasa en el abdomen.

“Por este motivo, a pesar de no estar actualmente conseguida la cirugía genital, estas personas tienen muchos menos problemas sociales porque en cuanto toman testosterona son auténticamente hombres de aspecto y su integración social y laboral es absoluta”, apunta Mañero.

Durante la adolescencia se producen cambios corporales que podrían ser bloqueados para evitar la cirugía.

Más información: Levante-emv.com

Estrechamiento vaginal, reducción de labios mayores y menores, lipoescultura de pubis, reconstrucción de himen… La cirugía estética, reparadora y de rejuvenecimiento de los órganos genitales femeninos empieza a ser cada vez más demandada por las mujeres de todas las edades: desde jóvenes acomplejadas por una lesión deportiva a mujeres con descolgamiento vaginal después de varios partos, pasando por aquellas que, en la cincuentena, quieren eliminar el exceso de grasa en el pubis.

La clínica de Jeanette Badran, en A Coruña, es la única de Galicia que realiza este tipo de retoques íntimos. Esta especialista explica que una de las intervenciones más demandadas por las gallegas es la labioplastia o ninfectomía, una cirugía relativamente sencilla, que se empezó a practicar a finales de los años 70 y que consiste, básicamente, en reducir los labios menores de la vagina. “Se realiza con anestesia local y sedación, y no suele durar más de una hora”, señala la doctora Badran, al tiempo que subraya que los riesgos de la operación son mínimos. “Lo peor que puede pasar durante la intervención es que se forme un hematoma, porque los genitales son una zona muy vascularizada (están llenos de venas). A veces también se produce una pequeña hinchazón, pero esto es normal, no es una complicación de la cirugía”, asegura esta médico, quien además apunta que la labioplastia se hace de manera ambulatoria y, por tanto, no requiere hospitalización. “Yo siempre realizo a mis pacientes suturas reabsorbibles, para no tener que andar quitándoles los puntos y hacer más cómodo el postoperatorio”, añade.

Tras la intervención, lo más aconsejable es que las pacientes no retomen su actividad sexual hasta pasadas, al menos, cuatro semanas. “Transcurrido ese tiempo, ya se puede hacer vida normal, sexualmente hablando”, indica Badran.

La doctora Badran asegura que la labioplastia es una intervención cada vez más demandada en Galicia. “Al mes realizo una media de cuatro intervenciones de este tipo, a mujeres llegadas de toda la comunidad y de otros puntos del norte de España”, sostiene, y continúa: “Aunque, tradicionalmente, las mujeres hemos sido más pudorosas que los hombres en todo lo referente al sexo y a nuestras relaciones íntimas, en los dos últimos años sí que se ha empezado a notar un cierto boom de la cirugía vaginal, y mientras la demanda de ciertas operaciones como el aumento de pecho o el lifting facial ha descendido por la crisis, los retoques íntimos han ido en aumento. Eso demuestra que este tipo de intervenciones son, para la mayoría de las pacientes, una necesidad real y no un mero capricho estético”, subraya.

Más información: Laopinioncoruña.es

chuax_jornada_cirugia_plasticaLa sede de la Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, situada en la casa de la cultura Salvador de Madariaga, en la calle Durán Loriga, acogió ayer por la tarde una sesión monográfica sobre el tratamiento local de las heridas, que fue impartida por especialistas del servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña.

Organizado y moderado por Francisco Martelo Villar, jefe del servicio de Plástica del Chuac y secretario general de la Academia de Medicina, el programa contó con la colaboración del Colegio Provincial de Enfermería de A Coruña.

Entre los ponentes del curso, de dos horas de duración, figuraba Bruno Gago, residente del hospital coruñés, que ofreció a los asistentes información sobre los criterios generales relativos a las heridas y el proceso de cicatrización. Acto seguido, el turno del programa formativo le correspondió a la especialista María Eugenia López Suso para aportar datos acerca de la elección de los antisépticos a la hora de tratar las heridas, así como aclarar criterios sobre las indicaciones quirúrgicas.

Juan García Barreiro, especialista del mismo servicio, se centró en su exposición en el tratamiento local de las quemaduras, área en la que el hospital coruñés es centro de referencia para toda Galicia y cuenta con una unidad específica para estos pacientes.

Más información: Lavozdegalicia.es

tratamiento_estrias_cirugia_esteticaInvestigadores italianos han desarrollado un nuevo método no invasivo, denominado biodermogénesis, que permite tratar de forma eficaz las estrías y hacerlas casi invisibles, y que será presentado en el próximo Curso Anual de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC), que se celebra el 27 y 28 de noviembre en Barcelona.

Según explicó hoy la sociedad en un comunicado, gracias a la biodermogénesis se puede rellenar progresivamente la estría hasta hacerla prácticamente imperceptible sin utilizar cirugía y sin dolor. Además, los efectos se aprecian ya en las primeras sesiones, consiguiéndose una repigmentación natural de la lesión que la iguala a la piel sana.

Este tratamiento se desarrolla en cuatro fases. En la primera se realiza un peeling mecánico superficial, y en la segunda, mediante electroterapia, se induce la absorción cutánea de principios activos específicamente formulados, destinados a provocar una regeneración tisular y una estimulación de la microcirculación para que el riego sanguíneo y linfático llegue a la zona de la estría.

Más información: Orange.es

Una psicóloga que sufría una parálisis facial desde hace varios años es el primer paciente español al que se ha intervenido de una parálisis facial con una técnica quirúrgica mínimamente invasiva desarrollada con fines estéticos que se basa en una sutura que contiene unos conos diminutos que se agarran a los tejidos y que sirven para tensar las zonas flácidas.

El cirujano plástico Javier de Benito, que ha realizada hasta ahora cerca de 350 intervenciones de este tipo con fines estéticos, ha explicado hoy en una rueda de prensa en el Instituto Dexeus que estas suturas de armonización facial se han convertido, casi por casualidad, en una importante alternativa de cirugía reparadora en casos de parálisis facial de grado medio o en personas mayores que no quieren someterse a una cirugía más agresiva o no están en condiciones de someterse a ella.

De Benito ha señalado que esta técnica, que no requiere hospitalización y que se realiza en algo más de una hora con anestesia local, consiste en insertar en el tejido subcutáneo unos hilos tensores a través de una microincisión realizada en el área temporal.

Más información: Telecinco.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.